Alimentos contra la flacidez abdominal tras el embarazo o la pérdida de peso

La idea de escribir un post sobre este tema nace de la sugerencia de una persona muy especial, la cual, mientras me comentaba su problema, y escuchando como yo quitaba hierro al asunto “como quien no quiere la cosa” por tratarse a mi parecer de una cuestión puramente estética, me soltó una frase lapidaria en el momento en el que me disponía a presumir de mi lustroso vientre….. “lo entiendopara ti es poco interesante…. normal, a los 40 tu ya tienes todo el pescado vendido”.

Esto me hizo recapacitar, y no me refiero al asunto del pescado, que también da para pensar un rato, sino en la parte de la salud que está directamente relacionada con el físico, y con sentirse en definitiva, bien con el cuerpo que nos acompaña.

Normal, chavales y madres jóvenes que tras perder mucho peso o dar a luz, no consiguen recuperar la firmeza y elasticidad de la piel en la zona abdominal,  generando en muchos casos, una situación acomplejante a la hora de desvestirse en público o sencillamente ir a la playa. Conseguir un vientre plano es el objetivo de miles de personas necesitadas de sentirse bien consigo mismo.

PERO…. ¿PUEDE LA ALIMENTACIÓN AYUDARME A SOLUCIONAR ESTE PROBLEMA?

La respuesta lógica es SI, aunque tendremos que tener en cuenta que los resultados pueden hacerse visibles a medio-largo plazo y que puestos a valorar la capacidad regenerativa de los tejidos, la edad juega en nuestra contra.
Pese a resultar indispensables, tendremos que pasar por alto y para no extendernos mucho, aquellos factores que deben acompañar a la dieta y que podemos presuponer como lógicos:

  • Evitar el consumo de grasas que puedan acumularse en la zona abdominal.
  • Acompañar la dieta con ejercicio constante pero no exagerado, ya que esta situación puede favorecer la aparición de los indeseables radicales libres sobre los que más adelante hablaremos.
  • Exfoliar diariamente de la zona a tratar. De esta forma eliminaremos tejidos muertos incitando a nuestro organismo a la regeneración celular.
  • Aplicación local de cremas reafirmantes basadas en las propiedades del ácido hialurónico o la coenzima Q10

UNA CUESTIÓN DE COLÁGENO Y ELASTINA

Con toda certeza estas proteínas son responsables de la firmeza y flexibilidad de la piel. Si bien su producción disminuye a partir de los 25 años, es posible estimular su síntesis a través de la alimentación adecuada y del asesoramiento de un dietista especializado, si tenemos en cuenta los siguientes aspectos:

Importancia de combatir a los radicales libres

Los radicales libres limitan la síntesis proteica, especialmente de colágeno y elastina, por lo que consumir alimentos antioxidantes como zanahorias, tomates, linaza, chocolate amargo, o sustancias ricas en polifenoles como las uvas, berenjenas, remolacha y té verde, puede repercutir en la mejora de los niveles de estas proteínas.

Alimentos ricos en Omega 3

Capaces de ayudarnos a mantener una cantidad óptima de elastina: salmón, nueces, castañas, aguacates, etc.

Alimentos ricos en Cobre (Cu) y Manganeso (Mn)

Implicados en la síntesis de elastina y colágeno: anacardos, almendras, semillas de girasol, piña, cereales integrales, lentejas, algas y vegetales marinos, etc.

Alimentos ricos en Zinc (Zn)

Que permite que la elastina se una a otros bloques proteicos para formar nuevas proteínas además de fortalecer y restaurar las fibras de colágeno y elastina: marisco, pescado azul, carnes magras, etc.

Alimentos ricos en Vitamina C

Necesaria para producir colágeno: cítricos en general.

Alimentos ricos en Luteína

Que aumenta los niveles de elastina en la piel: col rizada, espinacas, rúcula y verduras de hojas verdes en general.

Alimentos ricos en lisina y genisteína

Que favorecen la síntesis de colágeno: leche de soja, sardina, pargo, levadura de cerveza, carnes de aves de corral, etc.

Alimentos ricos en treonína

Que participa directamente en la formación de elastina: legumbres en general, piñones, pipas de calabaza, papaya, etc.

Alimentos fuentes de colágeno y regeneradores de la piel

Gelatina animal, zanahoria, brécol, apio, cebolla, ajo, etc.

Deja un comentario