Pollo Asado En El Horno Receta

La mejor manera de preparar un delicioso Pollo Asado en el Horno: Receta infalible para chuparse los dedos

La mejor manera de preparar un delicioso Pollo Asado en el Horno: Receta infalible para chuparse los dedos.

Ingredientes:
– 1 pollo entero
– 2 cucharadas de aceite de oliva
– Sal y pimienta al gusto
– Hierbas aromáticas (romero, tomillo, orégano)
– 4 dientes de ajo

Preparación:
1. Precalienta el horno a 220 grados Celsius.
2. Lava bien el pollo y sécalo con papel absorvente.
3. En un recipiente, mezcla el aceite de oliva, sal, pimienta y las hierbas aromáticas.
4. Unta toda la superficie del pollo con esta mezcla, asegurándote de que esté bien cubierto.
5. Coloca los dientes de ajo dentro del pollo.
6. En una bandeja apta para horno, coloca el pollo con la pechuga hacia arriba.
7. Hornea durante aproximadamente 1 hora y 30 minutos, o hasta que la piel esté dorada y crujiente, y los jugos salgan claros al pinchar la carne.
8. A mitad de la cocción, puedes girar el pollo para que se dore uniformemente.
9. Retira el pollo del horno y déjalo reposar durante unos minutos antes de cortarlo.

¡Y listo! Ahora tienes un delicioso pollo asado en el horno, perfecto para disfrutar en cualquier ocasión. Acompáñalo con unas papas asadas o una ensalada fresca, ¡y seguro que chuparás los dedos! ¡Buen provecho!

1. Preparación del pollo asado en el horno

La elección del pollo es fundamental para obtener un resultado delicioso. Es recomendable optar por un pollo fresco y de buena calidad. Si es posible, busca un pollo de corral o de granja que haya sido criado de forma natural.

Marinado del pollo es una etapa importante para realzar el sabor. Mezcla en un recipiente aceite de oliva, zumo de limón, ajo picado, sal y pimienta al gusto. Puedes añadir también hierbas aromáticas como romero, tomillo o perejil. Coloca el pollo en un recipiente y vierte la marinada sobre él, cubriéndolo por completo. Deja marinar en el refrigerador por al menos 2 horas, aunque si puedes dejarlo durante la noche, el resultado será mucho más sabroso.

Preparación del horno es esencial para una cocción adecuada. Precalienta el horno a una temperatura de 200°C. Mientras tanto, retira el pollo de la marinada y colócalo en una bandeja de horno. Puedes agregar algunas rodajas de limón y ramitas de hierbas en el interior del pollo para darle más aroma.

2. Cocción perfecta del pollo asado en el horno

Tiempo de cocción varía según el tamaño del pollo y la potencia de tu horno. Como referencia, calcula aproximadamente 20 minutos por cada 500 gramos de pollo. Una forma segura de verificar si el pollo está cocido es insertar un termómetro en la parte más gruesa del muslo: cuando la temperatura alcance los 75°C, estará listo.

Bañar el pollo con su propio jugo durante la cocción es una técnica que hará que la carne quede jugosa y sabrosa. Cada 30 minutos, abre el horno y usando una cuchara, rocía el pollo con los jugos que haya soltado en la bandeja. Esto ayudará a mantenerlo hidratado y le dará un color dorado y apetitoso.

Ajuste final de la cocción es importante para conseguir una piel crujiente. Si el pollo ya está cocido pero la piel no está lo suficientemente dorada, puedes aumentar la temperatura del horno o encender la función de grill durante los últimos minutos. Vigila de cerca para evitar que se queme y retira el pollo cuando la piel esté crujiente y dorada.

3. Descanso y presentación del pollo asado en el horno

Descanso del pollo después de la cocción es crucial para que los jugos internos se redistribuyan y la carne quede tierna y jugosa. Cubre el pollo con papel de aluminio y déjalo reposar durante al menos 10 minutos antes de cortarlo.

Presentación del pollo asado es la oportunidad de mostrar tu creatividad. Sirve el pollo en una fuente grande y decora con rodajas de limón, ramitas de hierbas frescas o aceitunas. Además, puedes acompañarlo de patatas asadas, verduras salteadas o una ensalada fresca.

¡Disfruta tu pollo asado en el horno! Ahora que has seguido todos los pasos, es hora de degustar esta deliciosa receta. El pollo asado en el horno es perfecto para cualquier ocasión: desde una comida familiar hasta una reunión de amigos. Acompáñalo con una buena salsa o con tu guarnición favorita y ¡sorprende a todos con tu talento culinario!

Deja un comentario