Quesada Pasiega Receta

Deliciosa quesada pasiega: Una receta tradicional para deleitar el paladar

La quesada pasiega es una deliciosa receta tradicional que seguramente deleitará tu paladar. La combinación de ingredientes simples como el queso fresco, los huevos, la harina y el azúcar, resulta en un postre exquisito y fácil de preparar.

Ingredientes:
– 500 gramos de queso fresco
– 4 huevos
– 200 gramos de azúcar
– 100 gramos de harina
– 1 cucharadita de esencia de vainilla

Preparación:
1. En un recipiente, batir los huevos junto con el azúcar hasta obtener una mezcla homogénea.
2. Añadir el queso fresco desmenuzado y mezclar bien.
3. Agregar la harina tamizada y la esencia de vainilla, y volver a mezclar hasta que todos los ingredientes estén incorporados.
4. Verter la mezcla en un molde previamente engrasado y enharinado.
5. Hornear a 180°C durante aproximadamente 40-45 minutos, o hasta que la quesada esté dorada y firme al tacto.
6. Dejar enfriar completamente antes de desmoldar y servir.

Esta quesada pasiega es perfecta para disfrutar en cualquier momento del día. Puedes acompañarla con una bola de helado de vainilla o espolvorearla con azúcar glas antes de servir. ¡Buen provecho!

No olvides guardar esta receta en tus favoritos para tenerla siempre a mano cuando quieras preparar una deliciosa quesada pasiega.

Origen e historia de la quesada pasiega

La quesada pasiega es un postre tradicional de la región de Cantabria, en el norte de España. Su origen se remonta a tiempos antiguos, cuando los pastores de la zona utilizaban los productos lácteos de sus rebaños para elaborar este delicioso dulce. La receta ha sido transmitida de generación en generación y hoy en día se considera un ícono de la gastronomía cántabra.

Ingredientes y preparación de la quesada pasiega

Para preparar una auténtica quesada pasiega necesitarás los siguientes ingredientes: harina, azúcar, mantequilla, huevos, leche, queso fresco o cuajada, ralladura de limón y canela en polvo. La preparación comienza mezclando todos los ingredientes en un recipiente hasta obtener una masa homogénea. Luego, la masa se vierte en un molde previamente engrasado y se hornea a temperatura media durante aproximadamente una hora. Una vez que la quesada esté dorada y firme al tacto, se retira del horno y se deja enfriar antes de desmoldar y servir.

Variantes y consejos para disfrutar de la quesada pasiega

Aunque la receta tradicional de la quesada pasiega no varía mucho, existen algunas variantes que pueden agregar un toque especial al postre. Algunas personas prefieren utilizar queso fresco batido en lugar de cuajada, lo cual le da una textura más suave y cremosa. También es posible añadir pasas, nueces o incluso trozos de manzana a la masa antes de hornear para darle un sabor y una textura diferentes.

Para disfrutar al máximo de este delicioso postre, se recomienda servirlo frío acompañado de un poco de miel, mermelada o requesón. Su sabor suave y dulce lo convierte en la opción perfecta para terminar una comida con broche de oro. ¡No olvides compartir la receta con tus amigos y familiares para que ellos también puedan disfrutar de la quesada pasiega!

Deja un comentario