Receta De Pastel De Belem

Delicioso y tradicional pastel de Belém: ¡una receta que no puedes dejar de probar!

Delicioso y tradicional pastel de Belém: ¡una receta que no puedes dejar de probar! Este exquisito postre portugués es conocido por su crujiente base de hojaldre y un relleno cremoso de natillas. Para prepararlo, necesitarás los siguientes ingredientes: masa de hojaldre, yemas de huevo, azúcar, harina de trigo, leche, cáscara de limón, canela en rama y sal.

Comienza precalentando el horno a 220°C y estira la masa de hojaldre sobre una superficie enharinada. Luego, corta círculos suficientemente grandes para cubrir los moldes de pastel individuales y colócalos en estos. A continuación, prepara un sirope con agua, azúcar, cáscara de limón y canela, y hierve hasta que espese.

Para hacer el relleno, mezcla en un bol las yemas de huevo, el azúcar y la harina de trigo. En una cacerola aparte, calienta la leche junto con cáscara de limón y canela, y luego añade esta mezcla a la anterior, removiendo constantemente hasta obtener una crema espesa.

Una vez lista la crema, viértela sobre los moldes con la masa de hojaldre. Hornea los pasteles durante 20 minutos o hasta que estén dorados y crujientes por encima. Al sacarlos del horno, pincélalos con el sirope previamente preparado y deja que se enfríen antes de desmoldarlos.

Sirve los pasteles de Belém acompañados de una pizca de canela en polvo espolvoreada por encima. ¡Disfruta de este clásico de la repostería portuguesa que te cautivará con su sabor único y delicioso!

Historia del pastel de Belém

El origen del famoso postre portugués

El pastel de Belém, también conocido como pastel de nata, tiene su origen en el siglo XIX en el barrio de Belém, en Lisboa, Portugal. Fue creado por los monjes del Monasterio de los Jerónimos, quienes utilizaban las yemas de huevo sobrantes de la producción de vino para elaborar este delicioso dulce. El secreto de la receta se mantuvo en secreto durante muchos años, solo conocido por la familia que se hizo cargo de la pastelería donde se vendían los pasteles.

La receta tradicional y sus ingredientes clave

El pastel de Belém se caracteriza por su crujiente masa hojaldrada y su relleno cremoso de crema pastelera. La masa se elabora con harina, mantequilla, agua y sal, y se extiende en capas finas que se van superponiendo y enrollando para lograr la textura hojaldrada. Por otro lado, la crema pastelera se prepara con leche, yemas de huevo, azúcar y ralladura de limón, que le aporta un sabor cítrico y fresco.

Variaciones y recomendaciones de degustación

Aunque la receta tradicional del pastel de Belém es irresistible por sí sola, existen algunas variaciones que le dan un toque especial. Algunas personas prefieren agregar canela en polvo al relleno para darle un sabor más especiado, mientras que otros optan por espolvorear azúcar glas o canela en la parte superior para darle un toque de dulzura extra. Sin embargo, la forma más auténtica de disfrutarlo es servirlo aún tibio y espolvorearlo con azúcar glas antes de degustarlo.

En conclusión, el pastel de Belém es una deliciosa y tradicional receta portuguesa que combina una crujiente masa hojaldrada con un relleno cremoso de crema pastelera. Su historia y sabor único hacen de este postre una verdadera joya culinaria que no puede faltar en tu repertorio de recetas de cocina riquísimas.

Deja un comentario