UN CONDIMENTO PARA ALUCINAR: LA NUEZ MOSCADA

Muchos serán los que se hayan preguntado en alguna ocasión si este fragante recurso culinario ha de ser considerado en base a la potente actividad alergénica que presentan otros frutos de cáscara como la nuez común, la almendra, la avellana o los pistachos, todos ellos tenidos en cuenta en la Directiva 2003/89/CE en lo que respecta a la indicación de los ingredientes presentes en los productos alimenticios.

En realidad este manjar, originario de las islas del Archipiélago de las Molucas en Indonesia, no es un fruto sino su semilla (similar al hueso de un melocotón), por lo que podría ser consumida de acuerdo a Food Allergy and Anaphylaxis Network (Red de Alergia a los Alimentos y Anafilaxis) en caso de padecer este común tipo de alergia.

De exótico aspecto, la semilla está envuelta por una vaina o arilo de color rojo intenso, que una vez seco y triturado conforma una especia conocida como Macis, apreciada en muchos países por su intensidad y matices amargos y picantes.

La nuez moscada por su parte se ha vuelto indispensable en las cocinas de medio mundo, aportando dulzura y aromaticidad a clásicos gastronómicos como el cordero árabe, la salsa curry o la recurrente bechamel.

Pese a lo interesante del condimento en sí, y a la conjunción de beneficios para la salud que comparte con otros de su especie como la pimienta negra o la de cayena, su uso no acaba por desgracia en los fogones y hay quién experimenta con esta semilla con fines digamos….. “más alucinantes”.

Desde que de su aceite se extrajo MDA (methylenedioxy amphetamine), son muchos quienes buscan evadirse de la realidad a golpe de armario de cocina. Su uso pasado como abortivo habla de una naturaleza tóxica, e incluso mortal, cuando es ingerida en grandes cantidades, considerando que una única toma de entre 5 y 10 gramos puede causar una auténtica psicosis alucinógena acompañada de convulsiones, palpitaciones y deshidratación.

A la severidad de sus efectos se suma la durabilidad de los mismos, pudiendo comenzar de 1 a 10 horas tras la ingesta y perdurar hasta un total de 36. Siempre con dolor de cabeza y fuertes nauseas como compañeros de viaje….. de un mal viaje.

Toda una moda a no seguir entre jóvenes inexpertos, una peligrosa evasión de la realidad en un flagrante uso de lo fragante….. casi un trabalenguas.

Pero en pequeñas cantidades es un gran manjar.

Y tú, ¿has probado la nuez moscada en tus platos?

Deja un comentario